Trucos para un Cabello Brillante

A continuación, se presentan algunos trucos o tips para que el cabello siempre luzca radiante y puedas sacarle el máximo provecho.

Para desenredar el cabello, empezar por las puntas e ir subiendo. Nunca se debe hacer al revés pues se propiciará la formación de nudos y la caída del mismo.

Un poco de laca resultará útil para que las horquillas se asienten mejor.

Recordar que la parte rugosa de la horquilla va por debajo.

Aplicar un poco de sombra del color del cabello en las raíces para que no se noten tanto si se tiene un tinte y dar volumen. Sobre todo, si se trata de un cabello muy fino y con poca cantidad.

Si el cabello es fino, primero se deberá aplicar el acondicionador y después el shampoo para asegurar que el cabello no quede plano y carezca de volumen.

Colocar dos horquillas en la coleta si se desea que quede más alta.

Aplicar una pequeña cantidad de vaselina en las manos y pasarla por las puntas del cabello para hidratarlas y darles vitalidad.

Un poco de perfume en el cepillo del cabello es una buena opción para darle olor. Evitar si el cuero cabelludo está reseco.

El cacao en polvo también resulta útil. Un poco en los dedos para masajear las raíces es ideal para las chicas con cabello oscuro pues actuará como un shampoo en seco.

Para conseguir ondas fácilmente se puede hacer una cola alta, dividir el cabello en dos o tres partes y pasar cada sección por la rizadora o tenacilla. Finalmente, quitar la cola de caballo.

Para fijar los cabellos sueltos (frizzen) se puede aplicar un poco de laca en el cepillo o peine y pasarlo suavemente por la parte superior.

Si se quiere conseguir más brillo en el cabello y evitar el frizzen, lávalo con agua fría.

Secar el cabello con una camisa de algodón. Es mejor porque es más suave y no produce tanto roce. También lo secará más rápido, además de evitar el frizz.

Para evitar que se pierdan las colitas del cabello, se pueden recoger todas y guindar con ayuda de una pinza.

Se puede hacer un flequillo falso o copete tomando una porción de la parte delantera y llevándola hacia atrás asegurándola con ganchos u horquillas. Cuando esté en su lugar, realizar una cola de caballo.

Por último, elimina los cabellos del cepillo utilizando la punta de una horquilla.

Deja tu Opinion