La Importancia De Cuidar Los Pies y Como Hacerlo

Nuestros pies representan la base de toda nuestra vida, nos ayudan a relacionarnos, a desplazarnos, y siempre nos sostienen.

Aun así, solemos dejarlos de lado, cabe destacar que los especialistas estiman que ocho de cada diez personas tiende algún problema dermatológico en esta zona.

Los pies, al igual que las manos, son nuestra carta de presentación. A nadie le agradan unos pies mal cuidados.

Es por esto, entre otras razones que tenemos que brindarle la misma cantidad de cuidados que a las manos, y si es posible más. Si estas en un trabajo que te exige estar de pie o caminando la atención debe ser mayor, pues expones a tus pies a un riesgo más grande.

Al igual que en muchas otras áreas del cuerpo, la hidratación es la clave para que luzcan siempre bellos.

  1. Unta tus pies con aceite de almendras, o cualquiera de tu preferencia antes de dormir, y luego añade calor colocándote una media para dormir. Esto ayuda a disminuir la resequedad y grietas que puedan aparecer en ellos.
  2. Este proceso también lo debes realizar después del baño. Es muy importante destacar que no debes ponerte zapatos hasta que tus pies estén completamente secos.
  3. Utiliza jabones delicados, y aunque es recomendable el uso de agua tibia, no dejes que este demasiado caliente, pues esta podría lastimarlos.
  4. Como el resto de la piel, debemos exfoliarlos dos veces por semana, para eliminar la piel muerta y suavizar la zona. Así evitaremos la aparición de los indeseables hongos, y también se puede reducir posibles malos olores.
  5. Por su parte, las uñas de los pies son un área en extremo delicada, las debes mantener siempre cortas para evitar molestias. Sin embargo, es recomendable que dejes tus uñas en manos de un profesional, para evitar cortar de mas o que puedas lastimar la delicada piel de esta área.
  6. Si después de un largo día, tus pies están hinchados, sumérgelos en agua tibia con sal marina, esta ayuda a desinflamar y te dará una sensación de alivio, luego procede al masaje y a la cama.

Cuida tus pies con el mismo cariño que a las manos, son un arma poderosa en tu día a día, te llevaran a cualquier lado, a cambio regálales un poco de atención todos los días.

Si los mantienes siempre presentados tendrás una excusa para lucir con orgullo esas sandalias que nunca puedes ponerte y que te quedan tan bien.

Deja tu Opinion